Raquel y Alberto, preboda en Zamora

El amor no entiende de nacionalidades ni de idiomas. Una noche de fiesta, una mirada, unas sonrisas, unas clases de cocina donde Raquel jamás aprendió a preparar pasta, solo podía perderse en la sonrisa Italiana de Alberto, en su mirada. Ni el idioma y la distancia pudieron con este amor. Y es que a Raquel y Alberto se les ve tan compenetrados, tan enamorados, que te hacen sentir el amor en el aire. Lo que más me gustó, fue la sonrisa automática que vi de los dos a través de mi lente, cuando oí las sonrisas de una pequeña que jugaba en el césped. Disfrutad de nuestro paseo por Zamora Ciudad modernista Balborraz la calle de los artistas, y una tarde en Notting hill.
















,
preboda notting hill
fotografo boda zamora