Laura y Alan una boda bilingüe y llena de color.

Laura nos advirtió de lo ordenados y obedientes que son los Irlandeses en las bodas, aún así no paramos de sorprendernos a lo largo del día. Podéis entrar a la iglesia? Y todos lo hacían ordenadamente, nadie cuestionaba nuestras palabras, si les pedias ayuda allí estaban dispuestos, todos en orden y muy educadamente, hasta hacían fila para pedir las copas, llevo años trabajando en bodas y jamás había visto nada igual.

 

Fue una boda con mucho sentimiento y color, bilingüe y amena. Llena de detalles. Con lecturas que llegaban al corazón. Sin duda una boda diferente de principio a fin.

 

Flores: Arte floral Calatea (ramos y solapas de los chicos) y bedunia (árboles de  las mesas)
Decoración del Páramo: Anastasia & Sebastien
Pelu y maquillaje : Lourdes Crego
Vestido: Pronovias