Jandro y Sandra, una cuadra de amor

Inesperada y diferente fue la preboda de Jandro y Sandra. Nuestras agendas casi no logran encajar, y es que tener una tarde libre con el trabajo de Jandro es casi imposible.

Sandra nos propuso hacer las fotos con caballos, y nosotras rápidamente aceptamos el reto. Encontrarte con unos caballos de pura sangre es todo un lujo, para todos los sentidos, te llenan de energía, ternura y fuerza a la vez.

Rápidamente entramos en calor, el ambiente estaba cargado de pasión, y no sólo lo notaban nuestras cámaras, Carrilero también se contagió y se emocionó con la situación, mas de una risa nos robó. Y es que Sandra con su vestido rojo los conquistó a los dos, Jandro y Carry luchaban por su atención.