Fernando y Jara, Pedro Picapiedra y Wilma

Jara y Fernando, Pedro Pica piedra y Wilma, y no es que Fernando nos recuerde a un cavernícola, pero en algún punto cuando ellos se conocieron, se ganó el mote 😉

 

Jara es sonriente, su sonrisa brilla tanto que Fernando creyó que vió “la señal” y pensó para sí, pues si ella quiere…. Así que picó y picó piedra, hasta que encontró el mejor diamante, Jara.