Minerva y Carlos, una vida en libertad

 

 

Quién se iba a imaginar que preparar una oposición no solo iba a cambiar su vida laboral sino su vida entera? Un rival por una plaza, resulto ser un aliado estupendo para toda una vida. Minerva y Carlos lo tienen claro, su amor es para siempre, su trabajo: su pasión compartida.

He de reconocer que cuando leí en su email que trabajaban juntos en una prisión muchas ideas cruzaron mi mente, y cuando finalmente nos conocimos entendí muchas cosas, sobretodo su pasión por su trabajo. Su ternura, sus gestos, sus miradas, sus manos entrelazadas… El amor está en todas partes.