Ignacio y Natalia, Boda en Polonia

boda en polonia, fotografo de boda polonia

El destino y sus caprichos nos llevaron a conocer a Ignacio y Natalia, en el sitio menos esperado, allí nos cruzamos y surgió la chispa. Si, chispa, porque entre “clientes” y “fotógrafo” también existe un enamoramiento. Y en este caso fue a primera vista. Ellos no nos buscaban, y nosotras no los esperábamos. Surgió entre un tumulto de gente. “Para que habremos ido…. Ahora ya no pueden ser otras que ellas”… Así es el destino, tu tienes unos planes y él se empeña en cambiarlos, porque tiene algo mejor para ti. Así ha sido nuestra historia con Natalia e Ignacio, una gran enseñanza de principio a fin.

El viaje a Polonia es difícil de contar en pocas palabras, porque fue mucho lo que allí compartimos, muchas experiencias y vivencias. Los días previos a la boda la familia de Ignacio nos acogió como unas primas más, y con ellos conocimos la interesante Cracovia, una ciudad que ha sabido sobrevivir a los momentos más duros de la historia.  Con ellos reímos y lloramos, bebimos “Piwo” y tomamos sopas, caminamos bajo el sol y la lluvia tremenda, revivimos la historia, pero sobretodo, conocimos una gran familia.

La llegada a Jaroslaw no fue menos acogedora, a pesar de las diferencias de idioma, la Familia de Natalia nos hizo sentir como en casa.

Y comienza la boda, una boda con tantos matices y momentos tan diferentes que no se puede resumir con pocas imágenes. Una boda llena de simbolismos y sentimiento, con muchas tradiciones, mucha comida y sobretodo mucha diversión. Los Polacos se lo montan muy bien, y saben festejar a lo grande.

 

Si puedes, pon una boda Polaca en tu vida 😉